F1 World Grand Prix


Categoría(s): Carreras
Descripción

F-1 World Grand Prix es un excelente simulador de carreras que te pone a 300 km/h en los conocidísimos circuitos que se incluyen en este juego de N64. Es fundamental que conozcas en profundidad tu vehículo y que planifiques detenidamente cada carrera si no quieres ir derrapando por los interiores de la pista de los circuitos más sofisticados del mundo.La licencia completa de Fórmula 1 de WGP ofrece 22 conductores de 11 equipos oficiales, coches auténticos y fieles reproducciones de 17 pistas reconocidas internacionalmente. Aquí encontrarás algunos de los nombres más legendarios de los deportes de motor, como Ferrari, McLaren, circuitos como SilverStone, Monza y Mónaco, así como renombrados ases del volante, por ejemplo Michael Schumacher, David Coulthard y Damon Hill. Sin embargo, no hay ningún equipo ni piloto lo suficientemente perfecto para hacerse con la posición más alta todas las veces: hasta el excelente equipo Williams debe soportar un imperfecto equipo en boxes. La empresa desarrolladora, Paradigm Entertainment, consiguió su magnífica reputación con simuladores de vuelo militar antes de colaborar en el desarrollo de Pilotwings 64 con Nintendo, y participar con Video System en el AeroFighters Assault de 1997, simulador de un caza ambientado en una historia de invasión de extraterrestres. Con WGP, Paradigm y Video System, sin duda, han dominado el arte de combinar el realismo con la acción de un juego arcade. La autenticidad empieza en el paddock, donde prepararás tu coche para la pista, y continúa con la duración de la carrera y las condiciones meteorológicas. Por ejemplo, si aumentas el suministro de combustible reducirás la necesidad de repostar pero se ralentizará la aceleración. A diferencia de muchos juegos de carreras, comprobarás inmediatamente que el uso de los frenos es clave en WGP. Cuando te atrevas a elegir una transmisión manual, aprenderás, a fuerza de golpes probablemente, que estos coches de precisión tienen poca tolerancia a los giros inoportunos. Una vez en la pista, a más de 400 km/h, el juego se agita, vibra y pasa zumbando con un increíble realismo. Los desarrolladores mantienen efectos visuales suaves incluso con los impresionantes detalles de los coches. Los jugadores espabilados extraerán información clave de minúsculos detalles, como los destellos que desprende un coche cuando acelera o reduce la marcha. WGP ofrece tres niveles de dificultad: Rookie, Professional y Champion, y el último supone un verdadero reto. En niveles avanzados, la inteligencia artificial del rival aumenta terriblemente y el control es aún más realista. En el modo Grand Prix podrás demostrar tu habilidad en 17 carreras por los cuatro continentes, desde el Albert Park australiano rodeado de palmeras, hasta el Gran Premio de Europa que se celebra en España para coronar la temporada. Entre medias, tendrás que vértelas con los estrechos pasadizos del Interlagos de Brasil, las rapidísimas rectas de Montreal en Canadá, las tortuosas curvas cerradas de Nuerburgring en Luxemburgo y los traicioneros arcenes del circuito de Suzuka en Japón, con sus subidas y bajadas. El más interesante de todos puede ser el legendario circuito de Monte Carlo en Mónaco, un temido gigante que se retuerce y sumerge en las sinuosas calles del centro de vacaciones.El Modo Challenge omite los preliminares y te mete de lleno en medio de un tenso escenario de la temporada 1997. En escenarios Offense, el objetivo es subir posiciones tan rápido como sea posible. En los escenarios Defence, en los que el objetivo es bloquear el paso a los coches que intentan pasarte, tendrás que dominar los retrovisores derecho, izquierdo y trasero. Los más exigentes son los escenarios Trouble, en los que deberás resolver problemas del motor, superar pistas resbaladizas por la lluvia y otras condiciones, que serán un martirio para los jugadores menos experimentados. Si superas los 15 desafíos, abrirás un Ultimate Challenge oculto. Con sus miles de opciones y su increíble atención al detalle, F-1 World Grand Prix es un simulador de carreras que consigue la corona mundial.