Los Sims



Categoría(s): Estrategia
Descripción

Te has electrocutado con una bombilla, te has metido tantos cafés en el cuerpo que te has desmayado dos veces, y llevas la cara marcada por culpa de un coqueteo inusual en el trabajo a las 10 de la mañana. Para acabarlo de arreglar, tu mayordomo macaco ha vuelto ha desaparecer y se ha fugado a su casa del árbol. Para algunos, esto es el pan de cada día. Pero para la mayoría de nosotros son sólo nuestras experiencias al pasar algunas horas al timón de Los Sims, el simulador de vida diseñado por los creadores de SimCity, SimEarth, SimAnt y otros. Además, esta nueva versión ha sido actualizada y mejorada para Nintendo GameCube.

El modo "Get a Life" de Los Sims es donde comienza tu existencia virtual, aunque antes ya habrás elegido el aspecto físico de tu yo virtual ('Sim') y le habrás dado una cara, un peinado, y una ropa parecidos a los tuyos (menudo creído). En este modo empiezas sin un duro, sin habilidades, y con una cama colocada con orgullo en el comedor de la casa de tu madre. El objetivo a lo largo de los siete niveles es "Get a Life" (Labrarse un porvenir), es decir, empezar aprendiendo lo suficiente sobre electricidad para arreglar la TV, y acabar con un trabajo, una pareja, unos niños que son los mejores del colegio, y ¡tachán! una ducha a presión. Para conseguir soltarte de las faldas de tu madre, tendrás que cubrir las necesidades básicas de tu Sim: hambre, higiene, comodidad, necesidades sociales, persiguiendo varios objetivos establecidos. Así que mientras el Sr. o la Sra. Sim aprenden las habilidades culinarias que necesitan para no incendiar la cocina, también tendrán que ir al baño, a la ducha, al cubo de la basura y a la cama en el momento adecuado para evitar caer en la depresión y la miseria y espantar a sus futuros/as cónyuges.

Ése es el atractivo principal de Los Sims: aquí, a las órdenes de tus dedos, hay una vida auténtica, plagada de humor y de pequeños detalles, tan minuciosos como la música de la cadena del comedor. Hay muy pocos límites, y apenas echarás nada en falta, en tu vida virtual puedes pedir una pizza, dormir todo el día, negarte a pagar las facturas de la luz, jugar al pinball, vender la nevera, e incluso hacerte "ladrón" profesional. Hay rutas fijas para los objetivos de "Get a Life": conseguir un ascenso implica ducharse regularmente y contar chistes, para dar una fiesta fabulosa necesitas buena música, buena comida, y puede que hasta una visita de la poli. A parte de este tipo de cosas, eres libre de hacer el loco a tu aire como no puedes hacerlo en la vida real. A menos que estés podrido de dinero. Con sencillos controles de mini-menús y la posibilidad de pausar y avanzar en el tiempo con los botones L y R, podrás dar órdenes a los Sims con el mínimo esfuerzo.

El farfullar de tu yo virtual no te dará muchas pistas sobre el camino a seguir, pero lo sabrás gracias a los iconos dentro de los bocadillos y a esos graciosos sonidos tan realistas. Si tu Sim "dice" un icono de una cama diminuta, es porque necesita dormir. Si oyes un zumbido, significa que las moscas te están diciendo que tienes que recoger la comida podrida del suelo de la cocina. Aunque "Get a Life" es el modo principal de Los Sims, también puedes acceder a un modo libre y sin objetivos llamado "Play the Sims", donde harás de maestro de ceremonias controlando a hasta cuatro Sims en una casa, haciéndoles comer, jugar, limpiar y casarse, y con el que tus amigos de la vida real mandarán un equipo de rastreo para rescatarte de la pantalla. Otra agradable sorpresa son los modos para dos jugadores: el juego principal puede jugarse en equipo, y además puedes participar en desafíos competitivos para poner a prueba tus habilidades para ligar, pedir limosna o limpiar. Tanto si tu vida es un lecho de rosas como si es un colchón relleno de ortigas, siempre puedes probar suerte con Los Sims, donde la vida realmente es un juego

Características: