Aquatic Games




Descripción

The Aquatic Games Starring James Pond, también conocido simplemente como The Aquatic Games, es un juego programado por Millennium Interactive y publicado y distribuido por Electronic Arts para Mega Drie y Amiga en 1992, siendo portado después a Super Nintendo, donde recibió el nombre de The Super Aquatic Games Starring the Aquabats (James Pond's Crazy Sports en Europa). La versión de Mega Drive llegó a Europa en 1992 como un muy divertido y gracioso juego de deportes protagonizado por el simpático pez James Pond.

El juego es una especie de parodio de los juegos de olimpiadas clásicos, como el Track & Field de Konami, por lo que vamos a participar en una especie de extrañas olimpiadas repleto de pruebas deportivas a cada cual más loca, destacando pruebas como la de correr por encima del agua pulsando repetidamente A y B, saltar sobre una esponja de mar mientras hacemos piruetas. otro minijuego parecido a Tapper donde controlando una estrella de mar debemos lanzar comida a los peces para alimentarlos u otro de saltar y conseguir aterrizar correctamente aprovechando el impulso de las colinas.

El apartado técnico está muy bien. Gráficamente se nos van a presentar un sprite de James y otras criaturas marinas y demás personajes muy bien realizados, siendo todos simpáticos, expresivos y bien animados, y además se nos presentan unos escenarios muy variados, detallados y coloridos, siendo todos ellos muy buenos. La música que nos acompaña es muy animada y muy apropiada para un juego de estas características, y además contamos con efectos de sonido muy simpáticos.

En cuanto a la jugabilidad, nos encontramos con un juego con una mecánica muy divertida y variada por lo variado de las diferentes pruebas, y el control también es muy sencillo, aunque también varía de prueba a prueba, habiendo minijuegos que son un auténtico machacabotones como las de correr y otras pruebas con un control algo más completo, pero siempre la respuesta es muy buena. También tiene una buena extensión y un nivel de dificultad bien ajustado.

Resumiendo, un muy buen juego de olimpiadas para Mega Drive protagonizado por James Pond, siendo este también muy divertido y adictivo.