007 - The World is not Enough

N64


Categoría(s): Acción

Descripción

El agente 007 vuelve a nuestra N64 después de una larga espera 007: THE WORLD IS NOT ENOUGH

Intentando hacer sombra a todo lo que significa Rare para Nintendo con sus obras maestras Goldeneye y Perfect Dark, los chicos de Electronic Arts nos presentan la última versión de las desventuras del agente secreto más famoso, 007, más conocido por James Bond.

Después de que hace ya varios meses que los usuarios de Playstation pudieran disfrutar de 007: el mundo no es suficiente, por fin, la anunciada versión para Nintendo 64 está en nuestras manos. Aunque siempre se dice que las comparaciones son odiosas, dada la proximidad temporal entre ambas versiones es prácticamente inevitable hacerlas, pues el desarrollo general del juego es tremendamente similar y para aquellos que estén interesados en el mismo os remitimos al articulo anterior.

De todos es bien conocido la diferencia de formato de ambas consolas, lo que va a repercutir de una manera muy importante en las diferencias entre ambas versiones. Mientras el formato CD de PSX tiene una mayor capacidad de espacio, con lo que esta versión tendrá una mayor cantidad de videos, en la versión de N64 ese apartado se ha tenido que sacrificar estando los videos de esta versión realizados con el mismo motor del juego.

Algo más desconocido es la diferente potencia de ambas consolas. La de Nintendo demuestra sus 64 bits en este tipo de juegos, los de primera persona. Así, los gráficos son bastante mejores que los que pudimos observar en la versión para PSX. El juego hace un uso intensivo de los 4 megas extras que ofrecen el Expansion Pak, aunque se puede jugar perfectamente si no dispones de él. Además, el juego se mueve bastante más fluido.

No hay duda que en los shoot'em up subjetivos, la máquina de Nintendo resulta más efectiva y se puede permitir más detalles gráficos que su homóloga de Sony. Cuando hablamos de un nuevo juego del agente 007 para N64 a muchos de vosotros os vendrá a la cabeza Goldeneye. Sin embargo, las diferencias con este programa son realmente abismales, y no se limitan al tiempo que separa un juego de otro.

Empezamos por la compañía que lo ha programado, en el caso de Goldeneye fue Rare, empresa que únicamente trabaja para Nintendo y en el caso actual que nos ocupa hablamos de Electronics Arts. La calidad de esta última está fuera de toda duda y el tiempo hace mella en el juego de Rare y se nota una mayor calidad gráfica de este nuevo juego. Sin embargo, si tuviéramos que elegir, nos quedaríamos con el juego de Rare pues nos parece que tiene un mayor trabajo en el desarrollo de las misiones y a la larga resulta más atractivo de jugar. Sin lugar a dudas, cuando se realiza una obra maestra es difícil que hasta el mayor verdugo, el tiempo, acabe con ella.

Si además de este factor tenemos en cuenta el maravilloso Perfect Dark con que Rare nos obsequió haya por el verano, nos damos cuenta de lo que significa conocer a fondo una maquina durante muchos años, algo que demuestran los chicos de Rare que han conseguido con Perfect Dark explotar al máximo toda la potencia de la maquina de Nintendo. Quizás si Rare estuviera a la cabeza de este nuevo proyecto estaríamos ante una nueva obra maestra, pero Nintendo perdió la licencia del superagente 007 y nos tendremos que conformar con lo que Electronic Arts nos ofrece. Seguramente en posteriores versiones los chicos de EA consigan depurar aun más sus productos.

El juego se divide en 14 niveles con una progresiva dificultad. Un número que, sin ser excesivo, nos parece suficiente para no acabarlo a la primera de cambio, sobre todo por un interesante modo multijugador en el que pueden participar hasta cuatro jugadores. Además, muchos de estos niveles son de una gran dificultad con lo que muchas veces nos veremos obligados a repetirlos para llevarlos a buen puerto. También se ha realizado un buen trabajo en la inteligencia artificial de los enemigos que es bastante alta aunque se encuentra en un escalón debajo de lo que consiguió Rare con Perfect Dark.

Suele ocurrir en las películas de la saga James Bond, el número de armas y artilugios es bastante amplio alcanzando la no despreciable cifra de 40 entre los que se encuentran armas como la Wolfram P2K, Raptor, un Magnum, Deutsche M45, el Watch Stunner, la D5K, un lanzacohetes, así como accesorios de diverso tipo: paralizantes, gafas de visión nocturna y nuestro reloj láser entre otros.

El desarrollo del juego sigue una línea argumental muy similar a la película del mismo nombre. Los escenarios tienen una buena realización y son variados y con una calidad gráfica más que suficiente como para resultar sobradamente atractivos visualmente hablando. El juego no solamente consiste en eliminar a todo bicho viviente, si no que muchas misiones estarán compuestas de puzzles que harán que tengamos que exprimirnos los sesos para poder resolverlos.

Algo que nos ha extrañado y que hace que tengamos que elevar nuestra máxima queja a los programadores de Electronic Arts es que el juego no está traducido a nuestro idioma, algo que nos extraña muchísimo ya que la versión que programaron para PSX si disponía de dicha traducción. No entendemos en absoluto la razón de la decisión de mantener el juego en inglés y lo único que nos cabe pensar es que EA haya tenido algún tipo de problema con Nintendo.

Este factor le hace perder mucha puntuación al juego, ya que al necesitar entender perfectamente los objetivos de las misiones se hace imprescindible un mínimo conocimiento del idioma anglosajón si queremos llevar las misiones a buen puerto. Además, otra circunstancia que deben tener en cuenta aquellos que penséis adquirir el producto es que al no ser un juego propio de Nintendo en el cartucho no existe la posibilidad de almacenar el juego, por lo que será imprescindible disponer de un Controller Pak donde almacenarlas.

En cuanto al apartado sonoro, sin brillar a un gran nivel acompaña perfectamente al juego sin molestar ni hacer necesaria su desconexión. La música presenta diferentes melodías directamente sacadas de la película y los sonidos digitalizados son suficientemente variados como para sumergirnos en el espíritu de misterio que envuelve a todas y cada una de las misiones. Además, todas las voces están digitalizadas, aunque como ya hemos comentando anteriormente, tanto éstas como los subtítulos, están en inglés.

Los chicos de Electronic Arts han realizados un buen shoot'em up en primera persona que, sin llegar a ser una obra maestra, nos proporcionará muchas horas de entretenimiento. Es una lástima que esta versión de N64, siendo superior en calidad a la de PSX, no haya podido contar con voces ni textos en castellano.