Francisco Menéndez González

De El Museo de los 8 bits
Saltar a: navegación, buscar

Francisco "Paco" Menéndez (Avilés 1965Sevilla 1999), Ingeniero de telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid, fue un desarrollador español de videojuegos. Durante su trayectoria profesional, trabajó para las compañías españolas Indescomp, Made in Spain y Opera Soft.

Su primer contacto con la programación fue el lenguaje BASIC. Aprendió a programar con 15 años, a través de un Commodore PET, cuando cursaba 2º de BUP en uno de los primeros institutos de España que incorporó la informática a sus aulas. Francisco dedicó una buena parte de su tiempo a programar, una de sus principales aficiones, junto con el esquí, el windsurfing, el ciclismo y el baloncesto y pese a que durante su vida sólo desarrolló tres videojuegos, no es descabellado afirmar que su reputación no tiene parangón en la escena española, gracias principalmente a la excelencia de sus habilidades en el arte de programar. Esta habilidad es más que obvia en sus trabajos, concretamente Fred, Sir Fred y su obra maestra La abadía del crimen.

Creación de La abadía del crimen

Paco siempre había querido diseñar un videojuego en tres dimensiones, alejado de los tópicos de entonces y en el que hubiese que pensar, aunque sin llegar a un manejo complicado. Tras leer el libro de Umberto Eco, El nombre de la rosa, se dio cuenta de que era una historia lo suficientemente compleja y que se trataría de un buen argumento para un juego.

Por aquel entonces, Paco formaba parte de Made in Spain, aunque habían decidido que cada uno trabajaría de una manera más independiente. Más tarde llegaría la separación definitiva, y Francisco decidió trabajar junto con Juan Delcán, un estudiante de Arquitectura y amigo de la infancia, que a pesar de no saber nada de programación, realizó el diseño de la Abadía y de todas las pantallas de juego.

El desarrollo del juego al completo duró 14 meses. Después de ese agotador trabajo todavía no se había decidido el nombre del juego, así que Paco intentó ponerle a su creación El nombre de la rosa, la obra en la que se había inspirado. Cuando por fin se las arregló para ponerse en contacto con el escritor italiano, éste no comprendió qué era exactamente un videojuego, negándose a que el nombre de su obra fuese utilizado. Así, que finalmente Paco llamó a su obra La abadía del crimen, como tributo a la novela que tantos buenos ratos y satisfacción le produjo.

Retiro y muerte

Debido a numerosos problemas con la distribución de su juego, Paco Menéndez decidió apartarse de la programación de videojuegos y comenzó a pensar en un nuevo proyecto, que denominó Memoria matricial inteligente, basada en la idea de que la memoria, además de almacenar datos pudiera ejecutar instrucciones de manera simultánea, lo que supondría una alta paralelización a bajo coste. En Sevilla, en el año 1999, y con tan sólo 34 años, Paco Menéndez se suicidó arrojándose desde su piso. La excesiva presión a la que estaba sometido junto con la gran inversión que había acometido en su proyecto provocaron el fatal desenlace.

Enlaces externos

Atribución

80px Este artículo proviene originalmente de Wikipedia
que lo licencia simultáneamente bajo las licencias

Creative Commons Reconocimiento - CompartirIgual 3.0
y la licencia de documentación libre GNU v.1.2 y posteriores
El Museo de los 8 bits lo integra en su wiki bajo cc-by-sa-3.0

Creative Commons License
GNU head

[[Categoría:|Francisco Menéndez González]]